Deja un comentario

Historia de un sueño

Él. Densa barba, pies descalzos, camisa desabrochada y larga melena sujeta con una horquilla. Ella, lleva un vestido de flores, el pelo corto oculto bajo un veraniego sombrero y no para quieta en el escenario.

Ese aire hippie, indie y en ocasiones incatalogable, da un toque especial a todas las canciones de Edward Sharpe and The Magnetic Zeros. Su “40 days dream” me recuerda a la música de los 60, quizá por las variaciones de sonido, pero en realidad es completamente diferente. Es actual, se adapta perfectamente al estilo Indie y sólo por esa homogénea mezcla de estilos merece la pena prestar atención a su música.

Edward Sharpe and The Magnetic Zeros se formó en 2009 en Los Ángeles, tal como explica Alex Ebert, para “ayudar a la gente”. Ese fue su sueño desde joven. Y lo consiguieron. El positivismo que transmiten todas y cada una de sus obras hacen que de algún modo se vean las cosas de diferente forma, que se aprecien más las cosas simples y cotidianas, que se disfrute más de la vida.

Entre silbidos comienza uno de sus temas más conocidos “Home”. La grabación del clip en ese formato Super 8 y el estilo neo-hippie nos transporta a esos utópicos años 60. Sin duda es una canción que transmite buenas vibraciones y recuerda los veranos pasados con ese toque fresco e incluyendo un pequeño diálogo casi al final de la canción que le otorga una naturalidad propia de su estilo.

A pesar de hacer varios soundtracks para la famosa serie Gossip Girl y diferentes anuncios para la televisión su terreno son los escenarios. Es donde ellos se sienten más cómodos y donde muestran su pasión por lo que hacen.

“No creo realmente que la utopía sea algo que se pueda lograr en esta vida. Pero eso no quiere decir que no tengamos que intentar alcanzarla.” Así inició Ebert uno de sus conciertos en 2009. Las entradas estaban agotadas y 7000 personas esperaban ansiosas la música de Edward Sharpe. Daba igual lo bien que lo hicieran o lo sucia que estuviera su ropa, solo pretendían que “la gente se acordara de cómo era estar en primaria, que sintiera la inocencia de cantar y hacer ruido y simplemente… participar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: